Desde siempre, el hombre ha intentado dominar, para su provecho, la naturaleza.
El fuego fue el primer descubrimiento tecnológico realizado por la especie humana. 

El calor que le brindó a la familia lo llevó al sedentarismo y al surgimiento de la agricultura, segundo gran descubrimiento tecnológico y causa directa de la creación de ciudades. 

La urbanización es parte del progreso, el que no podemos detener ni negar. Cada día hay más personas con necesidades que deben ser cubiertas, pero no podemos olvidar de donde salen todas las cosas que facilitan nuestro existir.

 El hombre, día a día aprovecha lo que hay en la naturaleza, extrayendo recursos para convertirlos en objetos útiles. Esta actividad de extracción se ha vuelto tan cotidiana que ya a muy pocos les importa si se está cuidando el recurso, el ecosistema o el desarrollo sustentable, así muchos empresarios capitalistas se aprovechan de estos descuidos y ocupan mecanismos muy poco sutiles para transformar materias primas , contaminado nuestro ambiente sin piedad.

Es el hombre el autor principal de todos los daños causados en el planeta, pues ha hecho aparecer agentes físicos químicos, o biológicos que producen efectos nocivos en el resto de los seres vivos que pueden hacer peligrar la existencia de vida en el planeta. Desde la revolución Industrial que los daños se hicieron empíricos, el fuerte progreso brindado por los avances de la tecnología le aseguró al hombre su supremacía frente al medio, sin darse cuenta de los aspectos negativos e irreversibles que esto trajo consigo, con los problemas que conciernen al estudio de la ecología, entre ellos:
• Considerable disminución de los seres que habitan en los medios explotados por el hombre.
• Alteración en el ciclo de la materia por la producción de desechos no biodegradables.
Estos daños encierran cientos de alteraciones ocurridas en los ecosistemas, pero si el medio ambiente se deteriora, al hombre se le dificulta realizar sus acciones, y no sólo al hombre, también al resto de los seres vivos, que sin culpa alguna, se han visto severamente afectados. 

Es necesario y vital para todos, cuidar el equilibrio del ecosistema, ya que estamos interconectados, de tal forma que si le ocurre algo a cualquier especie o hábitat, todos nos veríamos afectados, tanto en la falta de materias primas, la inseguridad alimenticia (provocando caos económicos), la inseguridad energética, el acceso al agua potable e incluso se podrían generar daños en la relaciones sociales internacionales. 

En pocas palabras, debemos cuidar el ecosistema, porque estamos dentro; somos seres dependientes de oxigeno, agua, luz solar, frutas, carne, etc.



http://www.bvs.sld.cu/revistas/hie/vol_49_2_11/hie16211.htm

http://www.gestiopolis.com/problemas-sociales-ciencia-tecnologia-frente-reto-desarrollo-sustentable/

Documental National Geographic

Advertisements